martes, 14 de noviembre de 2006

Municipales, Reloaded


Por segunda vez consecutiva, voy a votar viciado en una elección municipal. Como yo voto en el distrito-jardín de Lince (¿¡Quién por lo más sagrado, le ha puesto ese apodo!?) y vivo en Los Olivos, la verdad me vale madre quien salga. La cuestión es, no simpatizo con absolutamente ningún candidato que se presenta. Ni la madre coraje ni los upepista ni ese corrupto e inepto de González. Y al a de Lima, menos. Votaría por Gustavo Massa, total, ha descargado tanta rabia que la verdad merece ser recompensado; en especial los insultos contra Castañeda, desde genocida hasta incompetente.

Entonces al no haber una opción que valga la pena, dibujaré un grande y ancho miembro viril masculino en mi cédula de votación. La verdad, estas elecciones me valen verga.

1 comentario:

Christian Manrique dijo...

¡ACCIÓN POPULAR! ¡ACCIÓN POPULAR!

Francamente, el miembro viril es la expresión de la voluntad del pueblo