martes, 15 de mayo de 2007

No es una despedida

Creo que es bueno comenzar recordando una regla escrita en piedra: Cuando creas que has caído lo más bajo posible, lo único restante es seguir cayendo.
Si usted es una de estas personas que piensa que debo seguir un automático "Levan tate, Lázaro" y olvidarme de todo, entonces deje de leer este post y continúe su camino.
Es fácil hacer de víctima. Lo he hecho toda mi vida, desde el colegio, en casa, en la universidad, en los trabajos, etc. Podría jugar ahorita a eso, ganarme el corazón de la afición, pero qué provecho saco de esto. Es imposible jugar a ser víctima cuando el victimario es uno mismo. No se puede, es una oximorón, un catch 22. Al menos que esté loco, pero eso lo discuto más adelante.
Se que hay gente que me odia allá afuera. Hay una persona en especial, que se ha dedicado a seguirme, averiguar mis actividades, que realmente me odia, y me detesta. Si lees esto ahora, algún día te encontraré y te juro que vas a tener problemas de reconocerte en el espejo otra vez.
Reconozco todas las cosas malas que he hecho. Cada una de ellas. De hecho, la mitad de personas que leen esto no me debe aguantar, ya que soy el tipo más insoportable del mundo. Algunos se preguntarán que pasa, pero sólo puedo decirles que algunas cosas que he hecho tienen consecuencias inaceptables, y que a partir de ahora se viene cambios irreversibles en mi vida.
Yo siempre he tratado de evitar hacer spam, de postear y postear, sino de ser inteligente y hacer cosas buenas. Ahora con estos cambios, espero poder continuar con este blog, pero si no, quedará como referencia de lo que fue. Al menos la pase muy bien.

Gracias y Godspeed.

2 comentarios:

Danza Invisible dijo...

Cómo que te vas? No puede ser... así no juega Perú!!!

Polietileno dijo...

No me voy, es sólo que estoy descanzando por motivos personales... cuando pueda seguiré posteando, es más deberías postear algo ahora.