viernes, 26 de octubre de 2007

Bajo la marca del Arcoiris.


Se que debo mi reseña del disco de Radiohead In Rainbows, pero no siento que lo he escuchado suficientes veces. Digamos que me sentiré completamente cómodo cuando pase unas 100 veces más por mis oídos. Pero algo es cierto: Es una sorpresa.

Más allá de la numerología y las referencias cruzadas con su opera maestra, el injustamente vapuleado y exaltado (¡Cómo ha envejecido ese disco!) por igual, Ok Computer, este disco me deja más que una sonrisa. No sólo por el hecho de sentarse en las disqueras (QDEP), pero regresan con fuerza al formato canción como tal, no ha hacer discos experimentales o conceptuales. Si bien algunos consideran 15 Steps, la primera canción, como la más flojita, yo pienso lo contrario: Debe ser uno de los mejores inicios de disco en su historia. Luego está Bodysnacher, roquera, guitarrera, como volviendo a los viejos tiempos. Nude, que era un clásico de la banda destinado a nunca ver la luz en versión de estudio, hace su aparición entre cuerdas y suena más bonita y tierna, como la caricia de tu enamorada. Arpeggi tiene su beat bien marcado, no aburre, al igual que All I Need, con su bajo bien pesado, un excelente tema sobre lo que significa estar enamorado, lo que uno busca del amor. Faust Arp es un himno caleta nomás a Rachel, la ¿novia? ¿esposa? ¿madre de los hijos? de Thom Yorke, experta en literatura medieval y renacentista.

Reckoner fácil podría ser un el primer single de la banda, si todavía existe ese formato, por Dios que viejo me siento y House of Cards le pone un balance final al asunto, con sus coros y sus arpegios bien marcados.

Y si hice un análisis canción por canción, fue para llegar a Jigsaw Falling Into Place, a mi gusto el mejor tema del disco, que me recuerda a Go to Sleep, a Karma Police, a los buenos temas con gran ritmo que pueden armar y nunca desentonan, no como Videotape, tal vez la más floja, no porque sea mala, sino siempre espero algo sorpresivo de los temas que forman el cierre de los discos de Radiohead, desde el Pablo Honey, hasta hoy.

Tal vez lo hicieron dejándonos las ganas de querer más, pero el disco doble ya viene, no hay que apresurarse. Así como fuimos pacientes varios años, podemos ser unos meses, en especial con este material nuevo que está, la verdad, para chuparse los dedos.

2 comentarios:

carmendelly dijo...

Ya hans explicame..- como es eso q eres la rory gilmoree???? jaja q pasooo!

Polietileno dijo...

La forma de la redacción, demaciados años viendo las Gilmore. Eso es todo.